Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de la Asunción

Es un edificio de una sola nave, con cabecera recta en planta y poligonal en alzado; consta  de  presbiterio  y  cuatro  tramos,  que  se  cubren con lunetos, y bóveda de cañón con lunetos, respectivamente. Es construcción de hacia 1700.

Planta IglesiaExcepto por la  situación de la torre, que aquí esta situada a los pies  de la  Iglesia, en su costado derecho, este edificio es igual en   volumen, composición de fachada y técnica constructiva a la parroquial de Cabañas de Ebro. Como en aquélla, la fachada ha sido  desfigurada por intervenciones posteriores, y el cuerpo único de la torre repite el tipo de Alcalá de Ebro. Los materiales de la Iglesia  son de tapial, con verdugadas y encintados de ladrillo, salvo la fachada, toda del último material dispuesto a tizón.

En la cornisa de ladrillo aplantillado se suceden tres molduras en saledizo, en nacela, con decoración de triglifos, y en gola. En  las  capillas a modo de crucero, a estas molduras sucede otra de esquinillas. Se rematan con una linterna circular, con pilastras adosadas  de ladrillo y arcos de medio punto, cegados algunos de ellos con trasenas de alabastro.

Las ventanas son adinteladas en madera, y revestidas interiormente con estuco simulando arcos rebajados.

Puerta IglesiaLa torre fue construida en ladrillo, de planta  cuadrada, está situada a los pies, en el costado derecho. Su cuerpo superior, que cobija las campanas, tiene forma octogonal, con sus ángulos resaltados por pilastras adosadas. Cada paño presenta un vano abierto en arco de medio punto doblado, bajo el que se realizó una labor de esquinillas de ladrillo dispuestas al tresbolillo. Se remata con un segundo cuerpo de igual estructura poligonal, y más pequeñas  proporciones, y cúpula con remate piramidal al exterior. Esta torre fue restaurada hace poco tiempo, a la vez que su fachada exterior era remozada y adquiría su aspecto actual. Su acceso se realiza por el interior.

Por  el interior  su  cuerpo  cuadrado  presenta  escalera adosada con escaso hueco central y bovedillas rampantes.

Conserva dos campanas pequeñas con las siguientes inscripciones. En una dice: “Hod Signo Vinces” y “Moisés Diez Palencia  1673”, y abajo: “Nuestra Señora de la Asunción. Figueruelas. Año 1924”. Y en la otra: “Santa Bárbara Ora Pro Nobis. Año de 1825”.

Por el interior presenta una sola nave de cuatro tramos, el último de los cuales se prolonga lateralmente en dos capillas cuadradas, de cabecera recta en planta y poligonal en alzado, paso que se realiza mediante trompas aveneradas.

Se cubre la iglesia con bóveda  de  cinco lunetos  en la  cabecera, y apoyan sobre una imposta decorativa  muy  resaltada  y molturada. Las capillas laterales abiertas entre los contrafuertes, se cubren con cúpulas  de casquete  esférico sobre pechinas  y con linterna. Tiene coro alto a los pies sobre un arco rebajado y actualmente se halla totalmente encalada.

Iglesia ParroquialLa sacristía está situada en la cabecera, a continuación del presbiterio. Forma, pues, una habitación rectangular, de anchura  igual a  la de la cabecera, con techo plano y dos ventanas de iluminación al exterior.

En el lateral derecho, formando línea  entre la capilla y torre salientes, se construyó una sala rectangular alargada, a la que se accede desde dicha capilla. Se utiliza como cuarto-almacén de objetos muy diversos:

Capilla de la Virgen del Rosario: Retablo del mismo nombre. Alberga en su interior un retablo de escultura, dedicado a la Virgen  del  Rosario.

Su mazonería es  de estilo Luis XV (segunda  mitad del siglo XVIII), de tres calles y remate, separadas por columnas corintias, adornadas con guirnaldas de flores, que las enlazan helicoidalmente en sus dos tercios superiores. Todo ello dorado.

La imagen titular (0,78 m. de altura) representa a la Virgen del  Rosario, con  Niño, sobre peana y con corona añadida. Obra de madera estofada y policromada, situada en la calle central.

En  el  lateral  izquierdo  aparece  Santo Domingo  de  Guzmán, y  en  el  derecho, San  Pedro  Mártir  de  Verona. Ambos, tallas de  madera, idénticos en gestos yactitud, con hábito, y desprovistos de atributos de identificación.

En el remate hay un óvalo con la imagen de San Miguel, en mediorrelieve.

En el Libro de la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, se indica el pago de  dicho  retablo  a  “…  D.  Juan  Fita,  escultor,  vecino  de  Zaragoza…” por la cantidad de 75 libras jaquesas. Este encargo se hizo por orden del Ilmo. Sr. D. Juan Sáenz de Buruaga, arzobispo de Zaragoza, según decreto de éste del 13 de noviembre de 1773. En dicha documentación se le describe así: “… con las  estatuas del Ángel San Miguel, Santo  domingo  de  Guzmán y  un  trono  de  seraphines  que esta colocada María Ssma. del Rosario y también una  estatua de San Pedro Mártir de Verona…”

Juan Fita fue escultor nacido en Zaragoza y muerto en la misma ciudad en 1784, que desde 1760 fue miembro de honor de la Academia de SanFernando. Artista de estilo académico, se sabe que intervino en el retablo proyectado por Ventura Rodríguez para la capilla de San Lorenzo, del Pilar de Zaragoza, en el que ejecutó la medalla del titular y el remate del mismo.

Tallas y retablo

Santo CristoCristo en la Cruz

De tamaño  natural. Talla en madera restaurada en el año 2003. Puede situarse a mediados del siglo XVII, anterior a la actual iglesia.

Santa BarbaraSanta Bárbara

Talla de madera pintada.

Altar de la Virgen del Rosario

Altar

Retablo dorado de estilo Luis XV (segunda  mitad del siglo XVIII). La imagen de la Virgen es de
madera pintada. A su derecha, San Pedro Mártir de Verona, y a su izquierda, Santo Domingo  de  Guzmán, también tallados en madera. En la parte superior hay un óvalo con la imagen de San Miguel.

Este retablo, salvo la imagen de la Virgen que parece ser más antigua, se debe a Juan Fita, escultor vecino de Zaragoza, a quien pagaron setenta y cinco libras jaquesas. El retablo se hizo por orden del Arzobispo de Zaragoza, don Juan Sáenz de Buruaga, dada el trece de noviembre de 1773. En este retablo iban incluidos unos angelotes que hoy se guardan en otro lugar de la iglesia.

Altar

Pinturas

Pintura 11.- Aparición de la Virgen del Carmen.

Óleo sobre lienzo. Obra decomienzos del siglo XVIII. Tiene la siguiente inscripción: “a Rafael Segura ofrecieron sus padres a Nuestra Señora del Carmen, y siendo quebrado curó el año 1726, de edad de veintidós meses”.

Pintura 22.- San Ignacio de Loyola

Óleo sobre lienzo. Parece ser copia realizada a fines del siglo XIX por algún pintor académico.

Pintura 33.- San José y el Niño

Óleo sobre lienzo. Fines del siglo XVIII.

Pintura 44.- Venida de  la virgen del Pilar.

Óleo sobre lienzo. Virgen apareciéndose a Santiago. Al fondo, Zaragoza con la muralla y el Ebro. Probablemente de la segunda mitad del siglo XVIII

Pintura 55.- San Antonio Abad.

Óleo sobre lienzo. De buena calidad. Podría ser de la primera mitad del siglo XVIII.

Pintura 66.- Descanso en la huida a Egipto

Óleo sobre lienzo, atribuido a José Luzán Martínez, (H 1760-1780).